La magia de los esteros del Iberá está en Carlos Pellegrini

Corrientes ofrece todo lo que hoy en día piden los turistas: destinos de naturaleza, evitar la aglomeración de gente y el trato cordial de sus habitantes. 


Carlos Pellegrini ofrece un viaje a la “colonia ecológica”, el cual comienza en la RP 40 desde su intersección con RN 123, desde allí se recorren 120 km,  de los cuales 50 son de asfalto y los restantes de ripio. El encanto natural de los esteros del Iberá es una vivencia única que se disfruta a cada instante durante el paseo al poblado.    

Durante el trayecto, los visitantes encontrarán a las familias de carpinchos que se alojan en la vera del camino y además, existe la posibilidad de encontrarse con algún ciervo, yacaré o con algunas de las más de 350 especies de aves que habitan el sitio. 

Al llegar al Departamento Mercedes, específicamente a Paso Picadas, es necesario pasar por el centro de visitantes y hacer el registro. Si el turista proviene de la provincia, el acceso es gratuito, mientras que para viajeros nacionales se abona un arancel de $1.500, válidos por 5 días. Desde Turismo12 les recomendamos que hagan una recorrida por el Centro de Interpretación para lograr percibir lo que representa este gran reservorio de agua dulce.

Luego, se cruza el pedraplén, y se deja atrás el último punto de Mercedes, para ingresar al Departamento San Martín, donde se atraviesa la laguna Iberá, que le da nombre al sistema que lo completan otras lagunas, bañados y esteros.

Una gran cantidad de alojamientos registrados y homologados ofrecen sus servicios a los visitantes, la mayoría de ellos incluyen desayuno, comidas y excursiones; aunque esta oferta es diversa y atractiva. La oficina de atención al visitante y el camping municipal cumplen con un servicio primordial al turista, gracias a la información que dan y por la coordinación de los paseos en lancha. Para dicha actividad, el rol de los guardaparques provinciales es súper importante, ya que son quienes regulan las embarcaciones. 

Che Teindy es una posada muy recomendada, la cual ofrece confortables habitaciones y la posibilidad de alojarse en un monte propio que es compartido con el Café de los Pájaros, establecimiento gastronómico que brinda el desayuno a sus huéspedes y los fines de semana regala la mejor música litoraleña de la mano de artistas locales. Otro de los sitios destacados para pasar la estadía es Rancho Iberá, que brinda excursiones a los viajeros, la posibilidad de relajarse en su piscina, y una cabalgata por los atractivos del pueblo y alrededores. 

Para realizar los Senderos Carayá y De los Montes, es recomendable hacerlo con un guía local que cobra $700 por persona, mientras que el Sendero Cerrito se puede hacer libremente y tiene un recorrido de 850 metros. Por último, un imperdible son los paseos en kayaks con sus circuitos establecidos: Norte y Sur, y la travesía Horquilla. Mientras que el camino escénico Cambá Trapo y el sendero Lobo Cuá, son complementos ideales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *